Garantías

GARANTÍAS APLICABLES A LOS ARTÍCULOS Y/O PRODUCTOS

Las condiciones que se expresan a continuación se aplicarán a los bienes adquiridos en el Sitio Web a partir del 1 de enero de 2022.

Para los bienes adquiridos con anterioridad a dicha fecha, el plazo de garantía legal es de dos años desde el momento de su entrega y se aplicará, en relación con la garantía legal y su ejercicio, lo establecido por el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias en su redacción anterior a las modificaciones introducidas por el Real Decreto-ley 7/2021, de 27 de abril.

Desde el 1 de enero de 2022, todos los bienes adquiridos por el CONSUMIDOR a través del Sitio Web del EMPRESARIO están cubiertos por una garantía legal de tres años frente a las faltas de conformidad que aparezcan, a partir de la fecha de entrega y en las condiciones y con los medios de prueba regulados en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, modificado por el Real Decreto-ley 7/2021, de 27 de abril, sin perjuicio de las facultades del EMPRESARIO de comprobar la veracidad de los defectos, su origen y el momento de su aparición.

El plazo de garantía comienza a contar desde el momento en que el EMPRESARIO realiza la entrega del bien al CONSUMIDOR, el cual se presume realizado en la fecha que figure en la factura, tique de compra o en el albarán de entrega si es posterior. Están incluidos en el ámbito de aplicación de la garantía legal los contratos de compraventa de bienes existentes o de bienes que hayan de producirse o fabricarse.

El EMPRESARIO responderá ante el CONSUMIDOR de cualquier falta de conformidad del producto que exista en el momento de la entrega del bien y que se manifieste durante los tres años posteriores a su entrega, pudiendo el CONSUMIDOR, mediante una simple declaración, exigir al EMPRESARIO la subsanación de dicha falta de conformidad, mediante la reparación, sustitución, rebaja del precio o resolución del contrato. Dichas gestiones serán gratuitas para el CONSUMIDOR.

Cuando proceda la reparación o la sustitución del bien, el CONSUMIDOR lo pondrá a disposición del EMPRESARIO y este, en su caso, recuperará el bien sustituido a sus expensas de la forma que menos inconvenientes genere para el CONSUMIDOR dependiendo del tipo de bien que se trate.

El bien que el CONSUMIDOR envíe a reparar o a sustituir debe coincidir con el enviado por el EMPRESARIO, adjuntando la factura o justificante de compra y debe estar perfectamente embalado y protegido. Si el bien llega al domicilio del EMPRESARIO con daños achacables a un embalaje o protección deficiente, la reparación podría no ser cubierta por la garantía, informándose de ello al CONSUMIDOR.

En relación con la reparación y la sustitución, la gratuidad comprenderá los gastos de envío, así como los costes relacionados con la mano de obra y los materiales.

No obstante, se entiende que los artículos y/o productos son conformes con el contrato siempre que cumplan todos los requisitos que se expresan a continuación:

  • (i) se ajusten a la descripción realizada por el EMPRESARIO y posean las cualidades del producto que se hayan presentado al CONSUMIDOR en forma de muestra o modelo a través del Sitio Web
  • (ii) sean aptos para los usos a que ordinariamente se destinan los artículos y/o productos del mismo tipo y
  • (iii) presenten la calidad y prestaciones habituales de un producto del mismo tipo que el CONSUMIDOR pueda fundadamente esperar, habida cuenta de la naturaleza del producto.

Salvo prueba en contrario, se presumirá que las faltas de conformidad que se manifiesten en los dos años siguientes a la entrega del bien en un acto único o en una serie de actos individuales, ya existían cuando el bien se entregó, excepto cuando para los bienes esta presunción sea incompatible con su naturaleza o la índole de la falta de conformidad (mal uso, falta de cuidado por parte del CONSUMIDOR, o una causa externa como una caída o golpe) en cuyo caso no será aplicable la garantía legal.

En el caso que el defecto aparezca durante el tercer año de la garantía corresponderá al CONSUMIDOR probar que el defecto existía cuando se entregó el bien. Cuando al CONSUMIDOR le resulte imposible o le suponga una carga excesiva dirigirse al EMPRESARIO por la falta de conformidad, podrá reclamar directamente al fabricante del producto con el fin de conseguir que el bien sea puesto en conformidad.

Con carácter general, y sin perjuicio de que cese la responsabilidad del productor, el productor responderá, en los mismos plazos y condiciones que los establecidos para el EMPRESARIO, por la falta de conformidad cuando esta se refiera al origen, identidad o idoneidad de los bienes, de acuerdo con su naturaleza y finalidad y con las normas que los regulan.

Quien haya respondido frente al CONSUMIDOR dispondrá del plazo de un año para repetir frente al responsable de la falta de conformidad. Dicho plazo se computará a partir del momento en que se ejecutó la medida correctora.

Exclusiones de la garantía

Se excluyen de la garantía aquellas deficiencias ocasionadas por uso o manipulaciones indebidas, conexión a la red eléctrica diferente a la indicada, instalación incorrecta o los defectos derivados de toda causa exterior. Asimismo, la garantía no cubre los daños causados por factores externos como son las subidas o bajadas de tensión, cortocircuitos, fenómenos atmosféricos, fuego, agua, uso anormal del bien, quemaduras, cortes, roces, arrugas, señales, arañazos u otros daños que puedan ser causados por animales, caídas accidentales o uso incorrecto. Quedan exentas de cobertura de garantía las reclamaciones por pérdida natural de luminosidad o degradación de esta, deterioro de color por exposición del bien a rayos solares u otras fuentes de calor, así como el uso o contacto con productos químicos y tratamiento con productos de limpieza no indicados.

El EMPRESARIO no se responsabiliza de los daños causados por instalación no realizada por el servicio técnico oficial del EMPRESARIO, bienes modificados, manipulados o reparados por el CONSUMIDOR o por cualquier otra persona no autorizada por el EMPRESARIO cuando dicha manipulación o instalación sea la causa de la falta de conformidad; así como por el uso inadecuado o signos aparentes de trato incorrecto.

Exoneración de responsabilidades

El EMPRESARIO no está obligado a indemnizar al CONSUMIDOR o a terceros por las consecuencias del uso indebido del bien, ya sean daños directos o indirectos, accidentes sufridos por personas, daños a los bienes ajenos al bien adquirido, pérdidas de beneficio o lucro cesante.

Durante una reparación o sustitución de bienes con contenido digital existe la posibilidad de pérdida de información. Por ello, el EMPRESARIO no será responsable de la pérdida o recuperación ni garantiza que durante el proceso de reparación la información de configuración inicial del CONSUMIDOR se mantenga hasta su entrega, siendo necesario en dichos casos volver a configurar el funcionamiento y/o la conexión inalámbrica del bien cuando se reciba.

Para conocer las gestiones que debe seguir si detecta una falta de conformidad en un bien adquirido a través del Sitio Web, puede contactar directamente con nuestro SERVICIO DE ATENCIÓN AL CLIENTE Y POST-VENTA a través de los teléfonos (+34) 954 954 176 | (+34) 954 943 227 o del correo electrónico comercial@pcsfera.com

Haga clic aquí para descargar las hojas de reclamaciones de la Junta de Andalucía.